x Inscríbete para recibir más contenidoApúntate
Apúntate
17 febrero 2017

Synergym, una experiencia que ha cambiado mi vida


¿Cómo empezar una carta de despedida? ¿Cómo decir hasta luego a esa parte de tu vida diaria que se ha convertido en algo tan importante? Bien, pues creo que empezaré por los inicios de mi llegada a esta gran familia llamada SYNERGYM.
SYNERGYM, ese nombre que lo lees, lo ves, lo sientes y notas algo distinto. Es difícil expresar todo aquello que has vivido desde el momento en que cruzaste esas puertas, siendo un completo extraño. Para mi era una sensación nueva, entraba en un lugar desconocido, gente nueva, otro tipo de centro deportivo. Una nueva andadura que no sabía cómo iba a desarrollarse, y sobre todo, cómo iba a desarrollarme, una verdadera incógnita.
Por desgracia, ha llegado un momento en el que he de elegir y dar un paso hacía mi desarrollo a nivel profesional, por lo que he de dejar esta gran familia que me ha dado tantos momentos buenos.
No se como describir todo lo que en estos meses he pasado desde que empecé siendo un desconocido para todo el mundo. Aquel chico que llegaba de otro gimnasio, que venía con referencias de parte del club manager Miguel Ángel Gallego.
Desde el primer momento supe que este gimnasio era diferente, se respiraba un ambiente distinto, mucho más familiar que en los otros gimnasios que he trabajado.
El primero que me dió la bienvenida fue Alejandro Zamora, el actual club manager de Synergym Málaga Los Guindos, con el que por suerte he tenido el honor de poder compartir su ascenso como tal. Sólo tengo palabras de agradecimiento hacía él, ya que desde el primer momento que llegó a ese cargo ha formado un maravilloso equipo de personas. Son especiales por que sólo buscan el compañerismo y la comodidad en el trabajo.
Poco a poco fui creciendo dentro de esta empresa, de esta gran familia, la gente ya empezaba a conocerme, empezaban a gustarles mis clases, ya había conseguido estar un poco a la altura de mis compañeros, los cuales cada vez formaban más parte de mi vida. Estaba enganchado a ellos y todo esto provocó que el centro de Los Guindos fuese cada vez mejor.
Y de repente conozco a los grandes jefes de la tribu: David Utrero y Pedro Martínez. Dos personas que no ponían ningún inconveniente a la hora de proponer nuevos retos, siempre tendiéndote la mano para ayudarte en todo. Es increíble ver como se involucran tanto con las personas que forman parte de su gran equipo. De verdad son detalles que se agradecen mucho, sobre todo cuando eres “el nuevo”.
A medida que iban pasando los días el trabajo era más exigente, ya que el nivel profesional que hay en esta compañía es increíblemente alto. Esto hace que cada vez te esfuerces más y más.
Entré en este gimnasio con un reto, el de crear un equipo de actividades outdoor, en este caso el Club de Corredores. Era una tarea difícil pero desde el primer momento me he sentido apoyado. Empecé corriendo con dos o tres personas y poco a poco la gente se iba animando, hasta lograr que el club de running de Synergym Málaga Los Guindos fuese una realidad. Un grupo de personas que empezaron siendo desconocidos entre ellos y que han terminado creando una gran familia, los cuales se apoyan unos a otros.
Han aprendido a desarrollarse por si solos de una forma espectacular. Ellos mismos han echo posible que al final el Club de Running de Synergym Málafa Los Guindos sea un grupo de 33 personas. Para mi ha sido un desarrollo a nivel personal y profesional muy grande. Ellos depositaron mucha confianza en mí para mejorar sus objetivos, y, por suerte, poco a poco lo están consiguiendo.
Es difícil hacer una carta de despedida de una familia que es tan grande, que día a día te aporta cosas nuevas, ya no solo a nivel profesional, sino a nivel personal. La cercanía con la que se trata a los clientes y la amabilidad con la que tratan al staff.
Muchos de los clientes ya no son una cara conocida, sino que han pasado a ser parte de mi vida diaria. Entrar por el gimnasio y saludar con una sonrisa, pararte a hablar 2 minutos con cada uno de ellos y ver su motivación, sus ganas de mejorar, es increíble.
Ahora es el momento de dar un paso hacía delante y seguir evolucionando. Desafortunadamente no ha podido ser en esta familia turquesa, que me ha brindado la oportunidad de crecer a nivel profesional y personal.
Antes de terminar con estas palabras, he de agradecer de todo corazón haber podido formar parte de Synergym Málaga Los Guindos, de haber conocido a ese gran grupo de amigos, mis compañeros de trabajo, de los que me llevo un pedacito de cada uno en mi nuevo viaje. Agradecer a cada uno de ellos, las risas, las tonterías, las bromas, disfraces, dolores de cabeza, …, todo lo que hemos vivido dentro y fuera de esas paredes. Sois un equipo genial y sé que en algún momento nos volveremos a cruzar. MARTA ARRANZA, JOSÉ CARLOS LUQUE, SONIA MUÑOZ, DAMARIS, ADRIÁN GUZMÁN, MATÍAS LASSAETTA, MARCOS REGUERA, ALBA SANTIAGO, JESUS ROMERO, MARCOS PEREZ, MIGUEL, MARIA ARIAS. Y sobre todo agradecer con millones y millones de gracias al club manager ALEJANDRO ZAMORA, que para mí ha sido uno de los pilares más fuertes dentro de mi trayectoria profesional.
Gracias a toda la familia de Synergym.
Hasta pronto. Fit Together!
Jordi Perona

Categorías: Casos Reales, Casos Reales Synergym Los Guindos, Desarrollo Profesional y Synergym Málaga Los Guindos. Etiquetas: caso de exito, club de running, instructor, jordi, malaga los guindos y Synergym.