Apúntate
21 junio 2017

Pasando el relevo en Synergym Córdoba


De un tiempo a esta parte cada vez veo en redes sociales más publicaciones de coaching, motivación, refuerzo personal, superación de miedos, toma de decisiones y casi, casi autoayuda diría yo. Pero la clave sobre todos estos mensajes de empoderamiento me la dio mi jefe: David Utrero. La clave, me dijo, lo que nadie te cuenta, es que efectivamente en la vida es necesario tomar decisiones que nos lleven a cumplir nuestros sueños pero tomar esas decisiones obliga a dejar algo atrás. Eso es lo que a mí me toca sufrir ahora.
Hace unos meses tomé una de las decisiones más difíciles de mi vida: dejar Synergym Córdoba y avanzar profesionalmente a través de la realización de un Doctorado. Cada vez que hablo de este cambio me tiemblan las piernas. Porque es dejar mucho, muchísimo. Es dejar una empresa que me enamoró desde el primer día y por la que me esforcé muchísimo para formar parte de ella. El ambiente, la forma de hacer las cosas y la filosofía de Synergym no las he conocido nunca en mis 10 años de experiencia en gestión, sin duda es reflejo de Pedro Martínez, una de las cabezas más completas y con más sentido común que me he encontrado en este mundo. Ha sido un placer que por fin nuestras trayectorias profesionales se cruzaran. Gracias por contar conmigo.
Dejo atrás a un jefe como no he conocido, de los que te respeta y no te llama a horas intempestivas pero al que puedes llamar 24/7 cuando necesitas ayuda laboral o personal, un alimentador de sueños, una fuente inagotable de energía tanto para los Club Managers como para los equipos técnicos de los clubs. David, no cambies nunca y cumple tu sueño como yo espero cumplir el mío. Gracias a tus palabras he podido pasar por encima de muchas situaciones difíciles y sabes que no lo olvidaré.
Dejo también a mis compañeros managers. Somos un batiburrillo de personalidades distintas pero nos dirigimos al mismo objetivo con la misma pasión y eso se nota. Pablo, Alex, Jorge, Juanlu, Juande, Pedro y el recién llegado Adrián. Se os va la única chica, pero cuando lo necesitéis podréis contar conmigo y además os dejo muy, muy bien acompañados.
Lo que más duele no obstante es dejar a mi equipo, o mejor dicho, al equipazo de Synergym Córdoba, porque no es mío, yo sólo tuve la suerte de encontrarlos y hacerles coincidir en espacio y tiempo. No tengo palabras para ellos. Son una máquina perfectamente ensamblada cuya profesionalidad y sobre todo, calidad humana, es insuperable. El mejor equipo que he tenido nunca, mis pajarillos, os llevaría al fin del mundo Sara, David, Javi, Carlos, Lolo Jesús, Álvaro, Marta, Vero… Os quiero. Lo bonito es que los cambios crean nuevas oportunidades, no sólo para mí sino también para Javier Moreno, mi mano derecha desde hace meses que ahora hereda el polo blanco de Club Manager y llevará Synergym Córdoba al lugar que es suyo, estoy segura al 100%.
No me olvido tampoco de Ana Belén Raya, Javier Sánchez y Rocío Carmona. Por supuesto tampoco podré olvidarme de Sergey y Leonard, ¡gracias a ellos por fin me lancé a por el B2 de inglés! Los compañeros de la marea turquesa y por supuesto es imposible no guardar el recuerdo de los Synergym Fans con quienes más he conectado y que me han hecho sentir como una más: las Supernenas, Ana, Juana y Pablo, Andrés, Pedro, Elena, Javi R, Ángel G, Marivi, Tere, Alba, Javi S, Laura, Rafael J, Mar, Bea, Amparo, Berta, Alba y Alejandro que me hicieron tita perruna, mis chicas del yoga y el pilates, las chicas de oro de mantenimiento, el grupo de Zumba… sois tantos y tan grandes que gracias a vosotros me voy cargada de buenos recuerdos.
¡Gracias y volveremos a vernos! Fit Together!
Aida Tórtola
Club Manager de Synergym Córdoba

Categorías: Casos Reales, Casos Reales Synergym Cordoba, Desarrollo Profesional, y Synergym Córdoba. Etiquetas: aida, Crecimiento Profesional, desarrollo profesional, equipo, sueños, y synergym cordoba.