Apúntate
24 septiembre 2018

Isa, una gran profesional que deja un gran recuerdo entre la Synergym Tribu de Synergym Málaga Los Guindos

Nuestra compañera Isa, de Synergym Málaga Los Guindos, nos ha querido dedicar estas palabras tras su paso por la familia turquesa.

“Me voy. Terminó mi paso por Synergym. Y el motivo no es otro que el de embarcarme en una nueva aventura. Es el momento de avanzar. Al final la vida es eso, cambios. Y aunque algunos nos duelan más que otros, es necesario dar el paso y seguir adelante. Yo dejo atrás mucho yéndome de Synergym. Es una de esas despedidas que, sin lugar a dudas, duelen.

Me voy con la certeza de que he dado lo mejor de mí, y de eso tenéis la culpa vosotros. Porque vosotros, con vuestras ganas, con vuestra alegría y con vuestras sonrisas habéis sido capaces de recargarme las pilas cuando pensaba que no podía más, de sacarme una sonrisa en los días malos.

Jamás voy a olvidar esas charlas en los vestuarios después de las clases hablando de cansancio, de dietas, de clases, de nuevas coreografías, de la “hamburguesaca” con patatas que nos comeríamos, pero, sobretodo riéndonos de nosotras mismas, haciendo piña, apoyándonos las unas a las otras, y motivándonos para seguir entrenando, cada día más y cada día mejor. Porque, al fin y al cabo, para mí, sois mi familia. He pasado infinidad de tardes y noches con vosotros y no os podéis hacer una idea de lo que voy a echar de menos esos momentos.

Quiero hacer una mención especial a mis chicas y chicos del club de running, mis “perita runners”, mis valientes. A pesar de todo, salimos adelante chicos y me faltará tiempo para agradeceros todo el apoyo que me brindasteis en los momentos de bajón. Apostásteis por mí, me dísteis una oportunidad, y os estaré eternamente agradecida.

¿Y qué decir de mis incondicionales del Zumba? Desde el primer día, clase tras clase, al pie del cañón, bailando cada día con más ganas y con más fuerza, incluso a últimas horas de la noche, demostrando que, si se siente la música de verdad, no hay excusas y que, con disfrutar y dejarse llevar está todo hecho.

Gracias a todos los que habéis venido a mis clases o, simplemente, me habéis dedicado una sonrisa en sala. Gracias a todos los que habéis venido con la “cabecita” agachada a buscarme para que os ayudara con vuestro entrenamiento. Gracias a todos los que habéis confiado en mí.

Mis compañeros. No puedo despedirme de Synergym sin hablar de ellos. Solo os pido que los cuidéis, que los valoréis. Porque nuestro trabajo es duro, intenso, exigente, y sé de primera mano que ellos se dejan la piel día tras día para poder daros el mejor servicio posible. Son los mejores monitores del mundo y el mejor equipo de compañeros que cualquiera desearía tener.

Me llevo un pedacito de cada uno de vosotros, cada uno, aunque crea que no, me ha aportado algo, y es precioso pensar que yo, de alguna manera, también os he podido aportar o ayudar.

Ahora toca empezar de 0 y sólo deseo que el destino nos vuelva a cruzar. En alguna carrera, caminando por la calle, o por qué no, disfrutando de una cerveza bien fresquita juntos (no todo va a ser entrenar).

Nunca olvidaré a mi familia guindilla.

Hasta siempre chicos. Fit Together!”

Categorías: Casos Reales, Casos Reales Synergym Los Guindos, y Synergym Málaga Los Guindos. Etiquetas: caso exito, caso real, compañerismo, isa, y Synergym Málaga Los Guindos.