Apúntate
03 mayo 2016

Carlos Castán: de pirata a tiburón

Carlos Castan SG Cordoba
Pues nada, como podéis ver en la foto, parezco “El Piraña” de la serie de televisión “Verano Azul” y sí, soy yo hace 15 años más o menos. Ahora te preguntaras: ¿Y cómo conseguiste cambiar tanto? Pues bien, para empezar, a mis 6 años era un niño muy sedentario que comía muchos bollos industriales y todo tipo de salsas (le echaba ketchup hasta a los garbanzos, jajaja). A esa edad yo era muy feliz, ya que mi aspecto físico no me importaba. No hacía nada de deporte, solo lo típico de salir algún día al parque a jugar al escondite. El problema fue cuando empecé a crecer, ya que cuando somos niños no somos conscientes del daño podemos estar haciéndonos. Desde los 6 a los 12 años pasé por muchos problemas debido a mi enfermedad, que era la obesidad. El peor de los recuerdos que tengo son los insultos que me hacían y que se metieran conmigo por mi aspecto físico. Pese a todos estos problemas, tenía a mi familia de Córdoba y Castellón que me han querido siempre muchísimo y me han ayudado en todo.
Cuando cumplí 12 años me dije a mí mismo que mi vida tenía que cambiar. Tenía que conseguir ser el mejor en educación física y acabar con todos los problemas que tenía. Así que decidí empezar a hacer deporte y elimié de mi dieta las salsas, la bollería y todo aquello que afectara negativamente a mi salud. Empecé a jugar al baloncesto y poco a poco me empezó a gustar más el deporte. Todo ello me ayudó a conocer a gente y a hacerme amigos de algunos de ellos…
En ese momento dí un cambio espectacular, ya que crecí muchísimo y me quede “muy delgado”. Mis padres y conocidos se asustaron por como me estaba quedando. Incluso llegaron a creer que tenía algún tipo trastorno alimenticio. Pero nada de eso, mi cambio tan espectacular se debió a que con muchísimo sacrificio me quité de aquellos productos que, aunque me encantaban, no me hacían bien, y empecé a llevar una dieta más equilibrada y saludable, acompañada de 5 horas de deporte a la semana.
Si alguien ha pasado por esta situación entenderá el gran sacrificio que requiere conseguir un cambio tan grande, habiendo días que no te apetece nada salir de casa y hacer deporte o queriendo comerte un bollo de la “Pantera Rosa” que esta buenísimo. Y como me empezó a gustar tanto el deporte decidí sacarme el grado de TAFAD. Justo desde ese momento me empezó a interesar mucho el mundo del fitness, hasta llegar donde me veis a día de hoy, dando a clases en Synergym Córdoba y ayudando a todo tipo de personas que lo necesita, gente que, como yo, busca un cambio en su vida, lucha y se sacrifica por conseguirlo. Así que como dicen en la película “En busca de la felicidad”: “No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni si quiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto. ¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos.”
Carlos Castán
Técnico de fitness
Synergym Córdoba

Categorías: Casos Reales, Casos Reales Synergym Cordoba y Synergym Córdoba. Etiquetas: caso de exito, caso real, Córdoba, deporte, dieta, esfuerzo, Gimnasio, motivacion, sacrificio, superación y synergym cordoba.