x Matrícula GratisApúntate
Apúntate
02 junio 2015

7 hábitos a evitar que nos ponen tristes

post_7_habitos_tristes
La  mayor parte de nuestra vida está hecha de hábitos.
Hay hábitos saludables que nos ayudan a ser cada día mas fuertes, pero también hay hábitos que no son tan buenos para nuestro bienestar. A veces necesitamos que se nos recuerde que hay que tomar conciencia y parar para proteger nuestra felicidad y poner fin a esas conductas no saludables.
Pues ¡dicho y hecho!. Hoy podéis ver si alguno de estos siete hábitos os hacen sufrir tanto como a la mayoría, y luchar contra ellos para reconducir vuestras vidas y ser más felices:
1º Ofenderse por lo que dice la gente
Siempre habrá personas que traten de hacerte sentir mal o que te sientas mal contigo mismo, pero lo que hay que saber es que es tu elección reaccionar a sus críticas o dejarlas pasar. Suele suceder que si alguien nos trata de esta forma, intentando herirnos verbalmente, es muy posible que ellos estén sufriendo en lo mas profundo de su corazón. Piensalo. Si fuese una persona mentalmente fuerte, que hace lo que ama y es feliz con su vida ¿necesitaría hacer sentir mal a alguien? No, la respuesta es no. Esa persona desearía ayudarte y no hacerte sentir desgraciado. Asi que la próxima vez que alguien trate de insultarte de alguna manera, no te lo tomes de forma personal y si te han herido sus palabras coméntaselo a algún amigo, familiar cercano o déjalo pasar. Y lo mas importante, perdónate a ti mismo por permitir que esa  persona te haga sentir mal contigo mismo.

2º Estar siempre ocupado¡
Estamos viviendo una época donde todo el mundo va siempre a la carrera, estamos programados para pensar que estar siempre ocupados es algo de lo que estar orgullosos. ¿Pero, no nos estamos pasando de la raya? La línea entre el trabajo y la insalubridad de ese “no parar” es muy fina. Muchos olvidamos que es necesario tomar un descanso para cuidar nuestro bienestar. Algunos han olvidado cómo relajarse y son incapaces de liberar cargas de sus vidas, no pueden dejar de pensar constantemente en el trabajo o sus diferentes tareas cotidianas. Es esencial para nuestra salud darnos a  nosotros mismos algo de tiempo libre no solo para mejorar nuestra calidad de vida, sino también la calidad de nuestro trabajo. Tomar pequeños descansos una media de cada hora durante el trabajo, nos dará la oportunidad de refrescarnos y recargar la energía.
3º  Obtener la energía de malas rutinas
Muchas personas no son conscientes de cómo su rutina diaria afecta a sus pensamientos. Están tan acostumbrados a las actividades que realizan a diario que se olvidan de parar y reflexionar sobre ellas. Se nos olvida preguntarnos si los rituales que hacemos en el día a día, son en realidad una fuente de energía positiva para nosotros o la razón de nuestro sufrimiento ;(
Si te sientes infeliz la mayoría del tiempo trata de observarte en un día normal: ¿Qué partes de tu rutina te gustaría cambiar?, ¿qué tipo de personas frecuentas y cómo te hacen sentir? ¿qué blogs, revistas o noticias estás leyendo y, qué te aportan?. Es importante pararse a pensar de vez en cuando con qué tipo de pensamientos estamos lavándonos el cerebro y si nos enriquecen, ya que las historias que leemos todos los días se convierten en la forma en que vemos el mundo y la forma en que vivimos nuestras vidas. Recuerda dejar tiempo no solo para distraerte y saber lo que sucede, sino también para lo que te gusta hacer y trata de pasar menos tiempo bebiendo de fuentes que te depriman.
4º Vivir atascado en la ‘zona de confort’
Como todos sabemos la zona de confort es ese lugar donde no puede crecer nada bueno ni probablemente nos haga feliz. Vivir atrapado en la rutina realizando las actividades habituales todos los días, puede hacernos sentir demasiado tristes o insatisfechos. Pero existen formas de salir de esa zona de confort. ¿Qué cosas que no has intentado o tienes miedo de hacer?. Ponte el reto de hacer algo diferente cada semana; puede ser cualquier cosa: desde paracaidismo, ir de viaje con un grupo desconocido, un nuevo deporte, pedir algo diferente en un restaurante. Todo cuenta, con tal de que sea nuevo para ti o te remueva un poquito la sangre.
5º Ponerse la máscara de“serio”
Tomarse la vida muy en serio te puede hacer sentir más miedo del necesario porque comienzas a analizar cada movimiento que haces, y poco a poco vas olvidándote de divertirte, reírte y relajarte. ¿Cómo podrías disfrutar plenamente de este viaje? Si comienzas a sentirte amargado por la vida y piensas que el mundo es un lugar desagradable para vivir puedes probar este sencillo ejercicio. Pon un postit en tu espejo que diga “¡Estás vivo, sonríe..!” No vivas adscrito al sufrimiento mirando por dónde te van a dañar la próxima vez. Cada vez que te observes en el espejo recuerda que eres tu el que está haciendo las cosas tan complicadas. Suelta un poco del peso que pones sobre tus espaldas e intenta mirar la vida desde una perspectiva diferente, más sencilla y más clara. Recuérdate lo que es realmente importante para ti. Practicándolo todos los días lo convertirás en un hábito y sentirás ese cambio positivo en ti. Seguro que aún puedes hacer algo positivo por ti mismo o por los demás
6º Compararse con los demás
Cuando gastas demasiado tiempo y atención en mirar lo que tienen otros y tu no tienes, puedes comenzar el descenso por un camino de excesivo sufrimiento y dolor. Compararte constantemente con los demás puede hacer que sientas envidia y te amargues perdiendo el foco de lo que es importante para ti. La próxima vez que te observes haciendo esto, toma un trozo de papel y lápiz y escribe 5 cosas positivas acerca de ti mismo. Este simple ejercicio puede elevar tu espíritu y hacer que te des cuenta de que tu también eres asombroso. Tener envidia de vez en cuando es humano, pero cuando suceda, trata de entender de donde vienen esos celos. Pregúntate que te desata esa emoción. ¿Se trata de que ese amigo tuyo ha sacado ese certificado del idioma que tu desearías hablar?, ¿se ha ido a un viaje asombroso?, ¿acaba de conseguir una promoción en su trabajo? Cuando entiendas de que es exactamente de lo que estás celoso, dejarás de odiar a esa persona y te interesarás por cómo ha llegado a conseguir esas cosas para poder orientarte a conseguir lo que deseas para tu vida.
7º Vivir constantemente en el futuro
Hacer planes todo el rato pensando en lo próximo que quieres hacer puede hacer que te sientas triste e insatisfecho. Vivir constantemente en el momento siguiente te priva de vivir en el presente, y no te permite disfrutar plenamente de lo que te está sucediendo ahora mismo. Al hacer esto, nunca encontrarás alegría porque siempre esperarás que lo mejor suceda más adelante. De esta manera se puede terminar como Adam Sandler en “Click”, esa película en la que al hacerse mayor se da cuenta de que esta harto de todo y que no había vivido su vida con intensidad. Lo que tenemos que recordar es que la felicidad sólo se puede encontrar en el presente. ¿Por qué te quieres perder este momento, este día, preocupándote por el futuro o lamentándote de tu pasado? Intenta ser consciente de tus emociones presentes, lo que estés haciendo ahora y el lugar donde te encuentras en este momento.

Categorías: Salud.